fbpx
internado en irlanda

Estudiar en un internado en el extranjero: ¿por qué Irlanda es una gran opción?

Existen muchos motivos por los que estudiar en un internado en el extranjero a la hora de pensar en el año escolar.

Las posibilidades que ofrecen éstos a nivel académico, deportivo y de actividades extraescolares, solo son algunas de sus muchas ventajas. Desde Kidowe os explicamos algunas de las razones por las que estudiar en un internado es una gran oportunidad.

Razones por las que estudiar en un internado en el extranjero

Estudiar en un internado en el extranjero tiene muchísimas ventajas para la formación escolar de vuestros hijos, entre ellas destacan:

  1. Profesorado especializado y de calidad. La gran mayoría de los profesores que imparten clase cuentan con títulos especializados en las materias que imparten.
  2. Grupos reducidos. Las clases son pequeñas, de entre 20 y 25 alumnos. Con esto se permite aumentar la participación de los estudiantes y poder centrarse más en las necesidades de cada uno de ellos.
  3. Formación académica exhaustiva. La profundidad y la amplitud de los cursos académicos es notable. La enseñanza es en su totalidad eminentemente práctica y centrada en las necesidades de cada alumno.
  4. Entorno internacional y motivador. Los estudiantes que deciden cursar un año en un internado en el extranjero se encuentran con un entorno de lo más motivador puesto que están rodeados de compañeros con los que comparten un mismo objetivo, obtener el máximo rendimiento posible a su año escolar en todos los aspectos, ya sea a nivel académico, cultural y social.
  5. Preparación preuniversitaria. La formación en los internados extranjeros muestra un adelanto perfecto de cómo será estudiar en la universidad. Los alumnos aprenden a cómo hacer frente a las dificultades del día a día y a convivir con una comunidad de compañeros que están viviendo una situación similar.
  6. Gran variedad de deportes. Casi todos los internados cuentan con diversas instalaciones para practicar todo tipo de deportes, como baloncesto, natación o equitación.
  7. Programas de arte y diseño. Los internados, también, cuentan con una gran variedad de disciplinas artísticas como el teatro, la danza, la música o las bellas artes. Muchos de estos centros tienen museos, galerías de arte e incluso orquestas, lo que permite a los alumnos sacar el máximo partido de sus talentos musicales.
  8. Bibliotecas. Si algo caracteriza a los internados es la gran cantidad de recursos y libros que acumulan en sus bibliotecas y aulas, accesible siempre a todos sus estudiantes.
  9. Crecimiento personal. En este entorno los alumnos aprenden a ser responsables de sus acciones desde el minuto uno.
  10.  Amigos para toda la vida. La convivencia durante un año aporta amigos para toda la vida y es que quienes viven esta experiencia saben que las personas que le han rodeado le marcarán para siempre.

Ahora bien, pero ¿qué país del extranjero elegir para que tu hijo vaya a estudiar? Desde Kidowe te explicamos por qué Irlanda es la mejor opción.

Estudiar en Irlanda, la mejor opción para tus hijos

Irlanda es el país perfecto para quienes quieren vivir una experiencia internacional con inmersión lingüística en inglés. Tus hijos contarán con una vivencia extraordinaria en la que podrán conocer otra cultura, aprender otros métodos de estudio, hacer nuevos amigos, desenvolverse por sí mismos y, además podrán convertirse en bilingües.

Pero, ¿por qué Irlanda es el destino ideal para estudiar un año en el extranjero? Principalmente, porque es un país lleno de historia y tradiciones. Sin embargo, destaca fundamentalmente por lo siguiente:

  • Excelente tradición educativa.
  • Cercanía física y cultural.
  • Es un país perteneciente a la Unión Europea, lo que facilita la entrada a dicha nación.
  • Su inglés se caracteriza por usar un vocabulario muy amplio.
  • Los irlandeses son personas muy sociables, agradables y familiares.

Además, el sistema educativo irlandés está avalado por sus buenos resultados obtenidos en los Informes PISA ya que ofrece garantías de un modelo educativo actual y de calidad.

En Irlanda, de igual modo, existen tres tipos de colegios: públicos, privados e internados. Estos suelen tener un promedio de 20/25 alumnos por clase, lo que proporciona mayor cercanía y seguimiento de los profesores a los alumnos.

Igualmente, España e Irlanda cuentan con una serie de acuerdos europeos que permiten la convalidación automática para los estudiantes españoles.

Explicadas todas las ventajas que conllevaría estudiar en Irlanda es necesario especificar qué tipos de estudiantes pueden realizar un curso académico en este país.

¿Qué tipo de estudiante puede cursar un año en Irlanda?

Este tipo de programa académico está dirigido a todo aquel estudiante que cuente con una motivación extra por aprender la cultura y la forma de vida de otro país.

La duración de estos programas en una escuela de secundaria en Irlanda puede ser de un trimestre, un semestre o un año entero.

Además, la edad de los estudiantes que pueden vivir esta experiencia va desde los 12 años a los 18. Deben contar con un nivel B1 de inglés; tener todas las asignaturas aprobadas y ser autónomo, independiente y suficientemente maduro como para llevar el año académico de forma positiva.