fbpx
Banderolas de Irlanda en una calle. Concepto de inmersión lingüística

Aprende inglés en Irlanda: por qué hacer un curso de inmersión lingüística

Contar con una completa formación es un requisito para construir un buen futuro a nivel laboral, especialmente en lo referente a los idiomas, donde el inglés continúa siendo la lengua extranjera más solicitada en prácticamente todos los sectores sin excepción.

En Kidowe sabemos que los niños y no tan niños son como esponjas en su aprendizaje y para ellos resulta muy fácil absorber cualquier conocimiento cuanto más jóvenes son.

Por eso pueden adquirir competencias comunicativas completas viviendo la experiencia que ofrece la inmersión lingüística en Irlanda, una oportunidad para tener una experiencia con un inmersión cultural en la cual tengan que relacionarse con hablantes nativos dentro de su propio ámbito, donde aprender todo lo necesario con mayor rapidez, y que será muy valioso para su apertura mental como para su aprendizaje.

Las principales razones para aprender inglés en Irlanda

Realizar una inmersión lingüística en Irlanda es una muy buena opción para que tus hijos aprendan inglés por todas las ventajas que ofrece, entre las que destacan las siguientes:

1.    Mejorar exponencialmente en inglés

Está demostrado que con la inmersión lingüística los niños son capaces de aprender mucho en muy poco tiempo.

Gracias a ella, pueden poner en práctica todas sus habilidades y competencias, además de tener la oportunidad de expresarse en todo momento en la lengua objetivo.

Además, el modelo de aprendizaje en el que se basa la inmersión lingüística es mucho más natural y similar al que realizamos cuando aprendemos nuestra lengua materna, por lo que es más fácil que se logre éxito y un buen trampolín hacia el bilingüismo.

Cuando regresen de su estancia y vuelvan a la escuela, su nivel de inglés habrá mejorado tanto que se apreciará en las clases, se notarán más seguros cuando hacen uso de él y esto les motivará todavía más a seguir aprendiendo el idioma.

Sin importar en qué nivel o edad se aplique el curso de inmersión lingüística, sus resultados serán más que evidentes.

2.    El acento irlandés

Al igual como ocurre en otros países o zonas donde el inglés es la lengua nativa de la mayor parte de la población, en Irlanda se pronuncia de una forma particular.

Esta peculiaridad es uno de los atractivos de esa inmersión lingüística que aportará una motivación extra para prestar más atención para comprender lo que les están diciendo, finalmente se convierte en una gran ventaja.

3.    El carácter afable de los irlandeses

Algo muy valorable cuando vives en un país extranjero para aprender inglés con familia de acogida es sentirte cómodo y querido.

Y a eso también ayuda su gente, especialmente si te ofrecen ayuda cuando la necesitas y tienen paciencia cuando tratas de comunicarte en su idioma y te toma más tiempo de lo deseado expresarse con cierta fluidez.

Se trata de una cuestión muy a valorar en el caso de cursos de inmersión lingüística, ya que pasarás muchas horas con tu familia de acogida.

4.    Es un país de la Unión Europea

El hecho de que el país pertenezca a la UE hace mucho más sencillo permanecer en Irlanda más allá de una breve estancia turística sin la necesidad de realizar costosos y largos trámites para conseguir un visado de estudiante o poder prorrogar la permanencia en el país.

5.    Hacer turismo nacional

Irlanda es un país de sobra conocido por sus impresionantes paisajes, sus frondosas y verdes campiñas y sus espectaculares castillos de embrujo.

Y si hablamos de las ciudades, no podemos olvidar su capital, Dublín, una urbe moderna, llena de vida y a la vez cargada de historia, o Galway, una ciudad portuaria llena de propuestas interesantes como una visita al colorido barrio latino o una excursión a los acantilados de Moher.

Irlanda ofrece un montón de lugares bellos y asombrosos para que los niños y los jóvenes disfruten y se empapen de toda la cultura y la historia del país.

6.    Conocer personas de todo el mundo

Otro de las ventajas que tiene aprender inglés en Irlanda es que te permite hacer amigos de cualquier parte del globo terráqueo, compartir estudios y experiencias con ellos.

Es una buena manera de que los niños se encuentren con otras realidades distintas a las suyas y aprendan a valorar las cualidades de cada persona, a ser más empáticos con el otro y a tener una mente más abierta.

Si bien no es el objetivo principal de una inmersión lingüística, se trata de una experiencia a vivir si quieres que tu peque se convierta en un adulto funcional y con la capacidad de empatizar y respetar a otras personas.

7.    Su moneda ya es conocida

Al igual como ocurre en nuestro país y en otros tanto de Europa, la moneda en curso de Irlanda es el euro, con la que ya estamos familiarizados.

Por eso no será necesario que cambies moneda para realizar cualquiera de las gestiones económicas y en todo momento sabrás lo que estás pagando sin tener que hacer cálculos mentales, como sí ocurre por ejemplo en otros países de habla inglesa en los que se utiliza el dólar o la libra esterlina.

En Kidowe…

Todo el equipo de Kidowe confía en la inmersión lingüística como uno de los medios más poderosos para aprender idiomas a cualquier edad.

 

Estudiar en otro país es una de las mejores experiencias a nivel académico, cultural y personal que se puede vivir. Se trata de una aventura que ayuda a crecer como estudiante, como persona y, por supuesto, en idiomas.

 

Si tu hijo/a está deseando y podéis valorarlo, ¡no perdáis la oportunidad de que realice un programa en Irlanda! Eso sí, si no sabéis por dónde empezar, ¡preguntad a nuestra agencia!

 

¡Os esperamos!